Seleccionar página

El desayuno es una de las 3 comidas principales del día, que contribuye notablemente al resultado final de una alimentación equilibrada y saludable.

Desayunar es algo más que tomar un café…

El organismo necesita energía y nutrientes para su funcionamiento, especialmente después de las largas horas de ayuno transcurridas desde la cena.

En la infancia y en la adolescencia (etapas de máximo crecimiento), el desayuno juega un papel decisivo en el óptimo desarrollo.

En los adultos permite mantener una dieta equilibrada y en las personas mayores, además de ser una comida apetecible y deseada, presenta la ventaja de incluir alimentos fáciles de conservar, preparar, masticar y digerir.

Un desayuno saludable debe estar compuesto por los siguientes grupos de alimentos:

(la elección de alimentos dependerá de la costumbre y habito individual de consumo de estos) elige 1 alimento de cada grupo.

  • Huevo, leche – productos lácteos, Carnes, leguminosas secas o semillas: 1 a 2 porciones de huevo, queso, leche descremada o carne de cortes magros.
  • Cereales, tubérculos, raíces o plátanos: 1 porción de avena, arepa, galletas, pan integral, plátano cocido o tortilla integral.
  • Frutas y Verduras: 1 a 2 porciones de fruta y/o verdura de preferencia.
  • Grasa saludable (opcional): 1 porción de aguacate, aceite vegetal para la cocción de alimentos.

+ bebida: café, aromática, chocolate dietético o agua.

 Ejemplos: 

1. OPCIÓN 1:  

1 arepa mediana + 1 huevo en cacerola + fruta picada + café en leche.

2. OPCIÓN 2:  

1 huevo cocido + 3 cucharadas de avena en hojuelas cocinada en agua o leche+ fruta al gusto + café negro.

3. OPCIÓN 3:  

1 porción mediana de queso cuajada + 3 galletas integral + fruta picada + café en leche.

4. OPCIÓN 4:  

1 huevo revuelto con espinaca + 1 rebana de pan integral + 1 fruta + chocolate dietético.