Seleccionar página

Son muchos los manejos anecdóticos que se encuentran para el tratamiento del hipo, van desde recomendaciones simples y lógicas hasta maniobras descabelladas y sin sentido. Sin embargo, hay muy poca la literatura científica al respecto quizá porque el hipo es un evento inusual, transitorio, inofensivo y en la gran mayoría de los casos se quita solo.

A continuación, abordare su definición, sus causas más frecuentes y las medidas para prevenirlo según la edad.

¿Qué es el hipo?

Es una contracción inesperada del diafragma y de los músculos usados para tomar el aire (intercostales y cervicales) que termina súbitamente con el cierre de la vía aérea alta a nivel de la glotis, produciendo el sonido típico: Hip, Hip-Hip.

 El hipo es un acto reflejo, en el que interviene el nervio frénico, el cual estimula de manera   anómala al diafragma, lo hace contraer y   lo desacopla del ciclo respiratorio.

Es mucho más común en bebes y lactantes debido a la inmadurez de su sistema nervioso lo cual, provoca contracciones repentinas   e irregulares del diafragma por falta de un control adecuado, se regulación va apareciendo a medida que el niño crece. También se produce hipo debido a la posición del estómago del bebe, sí este se llena excesivamente de líquidos o gases hará contacto con el diafragma y lo estimulará inadecuadamente. 

Causas del hipo:

Las principales causas del hipo en pediatría están asociadas a eventos que distienden anormalmente el estómago e irritan el nervio frénico y son:

  1. Comer muy de prisa y tragar aire.
  2. Comer en exceso hasta quedar con el estómago muy lleno.
  3. Beber refrescos y bebidas que contiene gas.
  4. La ansiedad, la cual puede provocar respiraciones inadecuadas.
  5. Cambios bruscos en la temperatura del cuerpo.
  6. Emociones fuertes tales como sorpresa, llanto, pataletas y risa en exceso, l generan exceso de entradas de aire al organismo.
  7. Deportes o actividades extremas que requieran inspiraciones violentas   e intensas.
  8. Cambios bruscos de temperatura

Medidas para prevenir el hipo según grupo de edad

Menores de 6 meses:

En este grupo de edad la principal causa del hipo es la mala técnica de amamantamiento que puede provocar que el niño trague aire.

La madre debe:

1. Amamantar en un lugar que le permita al bebe estar tranquilo y con una temperatura agradable.

2. Sí el niño está muy ansioso primero debe calmarlo antes de amantarlo.

3. Sí él bebe está comiendo muy rápido, la madre debe sepáralo un momento del seno, calmarlo y volver a posicionarlo más tarde.

4. Asegurar buen agarre del pezón, él bebe no debe producir ruidos al comer, sí lo hace, despegue del pezón y reposicione el agarre.

5. Al terminar de comer coloque l niño unos minutos en posición vertical, sí trago aire esta posición permitirá que salga a manera de eructos.

Mayores de 6 meses:

  1. La  dieta  de los niños debe ser según su edad, saludable y natural. Evite bebidas carbonatadas, no use picante o irritantes y recuerde que algunos vegetales pueden ocasionar la producción de gas, trate de dar bajas cantidades de coles, lechugas, ajo.
  2. De porciones de comida acordes a la edad, no lo sobrealimente.
  3. Estimule la buena masticación y de los sólidos bien picados.
  4. No alimente al niño si está enojado o muy emocionado (riendo o llorando).
  5. Durante el deporte insístale que no hable y no lo haga con la boca abierta.

Para concluir, si en algún momento tu hijo o hija presenta hipo persistente y no es posible darle manejo, recomendamos acudir a consulta para que pueda ser evaluado.

Elaborado por: Dra. Leyneth Vargas E.Pediatra – Univalle. Docente –  U. Icesi