Seleccionar página

Traer un nuevo gato a casa es una experiencia emocionante.

 Si no estás seguro de cómo preparar tu casa a prueba de gatos, ¡utiliza nuestra lista de sugerencias para mantener a tu mascota fuera de peligro!

 

PREPARA TU CASA

1.- Cuando traigas por primera vez a tu nuevo gato o gatito a casa, mantén todas las ventanas y puertas cerradas hasta que se haya adaptado totalmente, controla que tenga puestas todas sus vacunas y que esté esterilizado.

2.- Tapa todos los botes de basura para que no saque lo que hay en ellas.

3.- Guarda cualquier adorno frágil, ya que no durará mucho tiempo con un gatito curioso en escena.

4.- Recuerda siempre cerrar las puertas del horno, refrigerador, microondas, lavavajillas, secadora y lavadora. ¡A los gatitos les parece irresistible una secadora caliente o una lavadora brillante!

5.- Mantén las tapas de los inodoros abajo para evitar que tu gatito se caiga dentro o beba de ellos.

6.- Esconde todos los cables eléctricos colgantes detrás de los muebles. Coloca protectores a prueba de mordiscos.

7.- Guarda tus bolsas de plástico en un lugar seguro, son peligrosas si las mastica, se las traga o se esconde dentro de ellas.

8.- Cuidado con las velas encendidas, la quema de incienso o quemadores de aceite —las llamas y los gatos peludos no se llevan muy bien—.

9.- Acorta las cuerdas de persianas y cortinas, y mantenlas fuera del alcance de sus zarpas.

10.- Mantén tu cocina limpia y elimina restos de comida rápidamente. Los huesos de pollo son tentadores para los gatos, pero pueden ser muy peligrosos, ya que se les pueden astillar mientras mastican.

11.- A los gatos les encanta trepar, si quieres proteger tus muebles, te serán muy útiles los postes de rascado, sobre todo los que contienen una plataforma elevada donde pueden dormir o esconderse sin que los molesten.