Seleccionar página

Un perro saludable vive más años, ¡ayúdalo a disfrutar una larga vida juntos!

El ejercicio moderado en forma regular es fundamental para mantener a tu perro en forma toda su vida. Éste tonificará sus músculos, ayudará a lubricar sus articulaciones y
mejorará la salud de su corazón. El nivel de moderación dependerá de cada perro de acuerdo con su condición física y salud.

No importa cuál sea el estado físico de tu perro siempre debes empezar el ejercicio con una entrada en calor como un trote suave o una caminata rápida durante cinco a 10
minutos para reducir la posibilidad de lesiones en los músculos o ligamentos. También ayudará a que se acumule menos ácido láctico en sus músculos y minimiza la creación de glucógeno.

También es importante que le des a tu perro 10 minutos para un enfriamiento adecuado con el fin de que el músculo se recupere correctamente y el ácido láctico se disipe
correctamente. Esto ayuda a eliminar los metabolitos producidos por el esfuerzo y previene el dolor muscular posterior.

El entrenamiento de carreras de larga distancia combina resistencia y entrenamiento de fuerza.
El entrenamiento de resistencia se realiza corriendo largas distancias y paulatinamente aumentando las distancias y la intensidad. El entrenamiento de fuerza o poder incluye el arrastre de peso colina arriba durante poco tiempo, pero con altas intensidades.

Siempre deberás asegurarte con tu veterinario que tu perro esté saludable para comenzar a realizar este tipo de entrenamientos.